• Home
  • Opinión
  • Ciudad
  • Política
  • Economía
  • País
  • Mundo
  • Deportes
  • Vida y Cultura
  • Blogs

viernes 18 de abril del 2014

Última carga08:49:48

Acuerdo RN-Concertación para reformar binominal genera nuevo roce en la Alianza



Senador Pérez sostuvo que propuesta fue hecha por Carlos Larraín y Francisco Chahuán “de espaldas a la Alianza”.
 

Como una maniobra “a espaldas de la Alianza” y un “acto desesperado del establishment” fue definida por personeros locales de la UDI y la DC, la presentación ayer del proyecto de reforma constitucional que modifica el sistema electoral binominal, y pone fin a la reelección indefinida de autoridades, concretando de esta forma el acuerdo suscrito hace más de un año por las directivas de Renovación Nacional y la Democracia Cristiana.
Los artífices del acuerdo por parte de RN -senadores Carlos Larraín y Francisco Chahuán-, calificaron el hecho como “histórico”, y lo dieron a conocer junto a los demás miembros de la comisión Constitución: Patricio Walker y Soledad Alvear (DC); Fulvio Rossi (PS) y Eugenio Tuma (PPD).
La reforma constitucional establece la figura de ocho senadores nacionales (con períodos de cuatro años) y aumenta a 48 los escaños en la Cámara Alta, en tanto sube a 150 la cantidad de diputados, pero sin que ello signifique mayores gastos. Asimismo, plantea que los senadores que representan circunscripciones territoriales podrán ser reelegidos una vez, en tanto que los senadores nacionales y los diputados podrán ser reelegidos sucesivamente en el cargo dos períodos.
El proyecto será puesto en tabla mañana, no obstante se espera una ardua discusión en el Parlamento.

“No interpretan al resto”
Como “opinable” y “debatible” calificó la propuesta de reforma al binominal presentada ayer por la Comisión de Constitución, el senador UDI, Víctor Pérez.
“Concordamos con varios senadores de RN, entre ellos, Lily Pérez, que Larraín y Chahuán actuaron a espaldas de la Alianza. Ellos no interpretan al resto de los parlamentarios, y estimamos que lo único que han logrado es generar un debate innecesario. Nosotros seguiremos trabajando junto a Pablo Longueira para ofrecer a la ciudadanía un proyecto real de reformas políticas. Lo de hoy (ayer), sólo genera daño y no contribuye en nada a la unidad de nuestro sector”, sostuvo el parlamentario.
Desde la DC, el candidato a diputado por el distrito 41, Carlos Arzola, también cuestionó el acuerdo.
“Lo que veo es a un establishment acorralado, que está obligado a hacer concesiones para mantener el status quo. Ha pasado otras veces, se han hecho anuncios rimbombantes, pero finalmente los votos no están, porque los parlamentarios no votan en bloque. Las grandes reformas que Chile requiere pasan definitivamente por una nueva Constitución, no por este tipo de cambios”, sostuvo.

“Anhelo de la ciudadanía”
Quien sí se manifestó de acuerdo, fue el diputado radical, Carlos Abel Jarpa.
“Es un anhelo mayoritario de la ciudadanía y espero que se logre la mayoría suficiente para realizar esta reforma. Voté a favor cuando se presentó esta iniciativa en la Cámara, en julio del año pasado. Es digno de destacar que el aumento de parlamentarios se haría sobre la base del mismo presupuesto, por lo cual esta iniciativa no generaría nuevos gastos, y lo primordial, se llegaría a un número similar de parlamentarios al de 1973”, manifestó.

Más sintonía, menos parlamentarios
Para el académico del Observatorio de la Opinión Ciudadana de la U. del Bío-Bío, Álvaro Acuña, lo anunciado ayer sólo corresponde a un trabajo de comisión.
“Aquí se está disfrazando al sistema binominal con medidas que lo complejizan aún más, pero no terminan con él. A quienes se les da mayores espacios es a los partidos más pequeños, pero no a las fuerzas ciudadanas. No se logra mayor representatividad, que es lo que pide la ciudadanía”, sostuvo.
Agregó que el mensaje que se quiere dar con este proyecto, “que ciertamente traerá más de algún problema al interior de los conglomerados, es que se acaba con el binominal, pero no es así, los cambios apuntan al “chorreo”. Esto no responde a otra cosa que a un voladero de luces en período electoral, la clase política está preocupada porque ha perdido representatividad. Los ciudadanos quieren mayor sintonía con sus problemas, no más senadores o más diputados”, sentenció Acuña.

comments
Noticias Relacionadas