miércoles 16 de abril del 2014

Última carga09:53:29

Ezzati condena “intolerancia” tras ataque a Catedral de Santiago

El arzobispo de Santiago, junto con repudiar los hechos, anunció cierre del recinto hasta el 31 de julio. Alcaldesa Carolina Tohá aseguró que las manifestaciones deben ser compatibles con el respeto a los demás.

Junto con deplorar ayer viernes la violenta irrupción de activistas a favor del aborto en la Catedral Metropolitana, el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, definió la protesta como una señal de intolerancia y un agravio a la libertad religiosa y de culto que impera en el país.
Dijo que los hechos acontecidos al interior del templo católico conculcaron una garantía que le asiste a toda persona y que está “reconocida tanto en nuestra Constitución Política como en todos los instrumentos internacionales ratificados por nuestro país”.
“La hermosa celebración eucarística de la Catedral Metropolitana, ha sido violentamente perturbada por un grupo de anárquicos que irrumpieron en el templo gritando consignas contra la vida y a favor del aborto. Por más de veinte minutos intentaron interrumpir la celebración, la que, a pesar de todo, gracias a la entereza de los fieles pudo llegar hasta el final”, dijo Ezzati.
Agregó que “la intolerancia de los fanáticos y su violenta irracionalidad ha sido una grave ofensa a Dios y a toda la comunidad de los creyentes en Cristo” y anunció que como un acto de desagravio y para reflexionar de lo ocurrido, el recinto permanecerá cerrado desde esta noche y hasta el miércoles 31 de julio.

comments