Viernes, 20 Abril 2012 19:11

Viviendo con un “niño de la luna”

Escrito por 
Valora este artículo
(10 votos)

Uken tiene 5 años y, a simple vista, es un niño como cualquier otro. Inquieto, un poco mañoso, simpático y gracioso. Le gusta jugar con sus autos, o más bien ordenarlos en filas de igual número, y también tiene una predilección por TODO lo que sea de color verde y/o amarillo. Creo que es el verdeamarello que lleva en sus genes –su papá es brasileño-. Uken tiene un trastorno dentro del espectro autista y, como ya mencioné, a simple vista, es un niño como cualquier otro.

Pero ojo, Uken no es un niño común. A él le gusta más vivir en su mundo que en el nuestro. No habla, ni veo que tenga intención de hacerlo muy luego. Creo que no le interesa mucho lo que tengamos que decir, o tal vez no tenga ganas de responder la cantidad de tonteras que le hablamos a diario. Prefiere mil veces jugar con sus hotwheels o su pelota naranja con azul. Le gusta observar los árboles del patio del vecino y puede estar mucho rato mirando como se mueven las hojas al viento.

A veces me pregunto qué pasará por su cabeza cuando me mira con sus grandes ojos de largas pestañas. Se ríe mucho y le gusta que le hagan cosquillas y, a diferencia de muchos niños autistas, a él le gusta la gente. Camina por la calle y abraza a los extraños. También les sonríe. La gente no me cree que es autista porque es amigable la mayor parte del tiempo. Le gusta salir a caminar y comer muchos dulces. Es adicto a la coca cola –igual que su mamá- y tiene una fascinación por las barras de cereal y las galletas de papas fritas.

Uken es un niño feliz. Es mi partner, mi mejor amigo y el sentido de mi vida. Uken me enseña todos los días que la paciencia es una virtud que se cultiva. Y saben qué? Uken es el mejor hijo que uno podría pedir. Es independiente. Se entretiene solo –y con cualquier cosa- pero al mismo tiempo me acompaña a todos lados. Me hace reir y también pasar rabias (muchas!), pero no lo cambiaría por nada. El desafío es grande y a veces cuesta, pero eso sólo lo hace más entretenido.

Les dejo un video para que entiendan un poco más.

Visto 137044 veces
Javiera Gotelli

Alguna vez pensé ser rockstar. Hoy solo canto en la calle, fumo todo el día  y escribo en algunos blogs. Tengo un hijo como Rain Man.

Lo último de Javiera Gotelli

Más en esta categoría: Para que pase piola... »

Deja un comentario

(*) Información Obligatoria.

3 comentarios

Usted está aquí: Inicio GirlPower! Viviendo con un “niño de la luna”