• Home
  • Opinión
  • Ciudad
  • Política
  • Economía
  • País
  • Mundo
  • Deportes
  • Vida y Cultura
  • Blogs

domingo 20 de abril del 2014

Última carga06:24:56

Venta de predios en futuro embalse Punilla anticipa desarrollo turístico

Expertos advirtieron que será necesario mejorar los servicios y la conectividad antes de pensar en el turismo.
 
Pese a la fuerte oposición que aún existe a la construcción del embalse Punilla, la obra es considerada un hecho y no son pocos los que apuestan por el desarrollo de un nuevo polo turístico para la provincia.
 
El primer lago artificial de Ñuble será un cuerpo de agua de aproximadamente 17 kilómetros cuadrados de superficie (1.700 hectáreas), es decir, la mitad del tamaño del embalse Ralco, ubicado en el Alto Bío Bío.
 
Sin embargo, algunos expertos sostienen que a diferencia del embalse ubicado en territorio pehuenche, este embalse tendrá un rápido desarrollo turístico, en buena medida por la vocación de la comuna de San Fabián de Alico, donde estará emplazado.
 
De hecho, algunos sostienen que podría producirse un fenómeno similar al que ocurrió con el lago Rapel, cuyo embalse artificial fue construido en 1968 para alimentar la central hidroeléctrica del mismo nombre, y con el pasar de los años se convirtió en uno de los balnearios lacustres preferidos de los santiaguinos.
adquisición de terrenos
 
Según el corredor de propiedades agrícolas, José Errázuriz, si bien aún no se han concretado ventas en el sector, sí existe interés de particulares por comprar predios con borde lacustre. “Soy un convencido que en la medida que se inicien las obras en la zona, comenzará a producirse mayor movimiento y las consultas por los predios aumentarán, concretándose las primeras ventas”, manifestó Errázuriz.
 
El corredor estimó que un primer paso debe ser el loteo de los terrenos en parcelas de agrado, cuya superficie estándar es de 5 mil metros cuadrados (media hectárea), cuyo valor piso debiera oscilar entre los 15 a 20 millones de pesos, un precio similar al que tienen las parcelas en Las Trancas.
Añadió, sin embargo, que se trata sólo de una estimación, y que dichos precios podrían fluctuar de acuerdo a la demanda por terrenos que exista en un comienzo.
 
Errázuriz apuntó que actualmente la propiedad de dichas tierras está muy atomizada, puesto que está en manos de muchos propietarios, muchos de los cuales serán beneficiarios del programa de relocalización, debido a la inundación de terrenos que producirá el llenado del embalse.
 
Se trata de campesinos y arrieros que viven en los sectores de Punilla, Los Sauces, Los Mayos, El Roble y Chacayal-Santa Gertrudis, entre otras localidades, que desarrollan una actividad ganadera de subsistencia y una pequeña agricultura, razón por la cual, no perciben muchos ingresos.
 
En ese sentido, el corredor hizo un llamado a estos propietarios a preocuparse por obtener el mejor precio posible, plantando árboles nativos aprovechando los subsidios del Estado (Ley de fomento forestal), de manera que cuando se concreten las ventas, dichos predios tengan algún valor agregado, ya que recordó que dicho sector no cuenta con serrvicios básicos, como agua potable, electricidad y alcantarillado.
 
El jefe de la oficina municipal de gestión turística de la Municipalidad de Chillán, Raúl Godoy, señaló que la generación de este embalse representa una gran oportunidad de desarrollo turístico para la comuna de San Fabián de Alico y para la provincia de Ñuble, toda vez que hoy dicha comuna ya exhibe una interesante oferta, principalmente en el ámbito del ecoturismo.
 
En ese sentido, Errázuriz sostuvo que este futuro lago no tendrá las mismas características del Lago Rapel, sino que más bien será colonizado por familias de clase media, de la Región del Bío Bío principalmente, que quieren contar con una segunda vivienda.
 
Por otro lado, Godoy apuntó al desarrollo de sitios para acampar, complejos de cabañas y hosterías, además de las ya mencionadas casas de veraneo, como los principales ejes de desarrollo de dicha zona.
 
Margarita Letelier, presidenta de la Junta de Vigilancia del río Ñuble y principal impulsora de este proyecto, planteó que “el embalse Punilla será un polo turístico importante para la zona, especialmente en la comuna de San Fabián de Alico. Deportes náuticos, desarrollo del canal Horeca, así como otras actividades ligadas al turismo, fortalecerán la actividad económica de esta comuna”.
 
La dirigenta expuso que “aunque el principal objetivo del embalse es la regulación de las aguas y ofrecer seguridad de riego a sus regantes, una de las mayores expectativas está en el desarrollo turístico que se generará en las comunas aledañas. Ejemplos hay muchos: en Chile, por ejemplo, los lagos Colbún y Rapel se han transformado en destinos favoritos de miles de turistas que practican los deportes naúticos o que simplemente valoran la vida al aire libre. También hay evidencia de un sostenido crecimiento del canal Horeca, que ha permitido el surgimiento de nuevos hoteles, restaurantes e infraestructura turística”.
 
Consultado Raúl Godoy sobre el potencial de crecimiento turístico de esta zona, advirtió que éste será gradual y no antes de 5 ó 6 años después del llenado del embalse, que está previsto para 2019.
“Según la información que yo manejo, desde hace algunos años ya existe interés de particulares por comprar terrenos en dicha zona, por lo que el proceso debiera darse de manera gradual a partir del inicio de las obras, pero cada proceso es diferente, y el Punilla no será igual que el embalse Ralco o el lago Colbún”, anticipó.
 
El profesional de la Municipalidad de Chillán recordó que en el caso de Ralco, la ley impide a los pehuenches enajenar sus tierras a personas que no sean de la etnia, por lo que se ha producido un desarrollo turístico muy tímido en dicha zona.
 
El caso de Punilla, en tanto, resulta ser distinto, puesto que la comuna de San Fabián ya tiene una tradición de explotación turística ligada al desarrollo de actividades outdoor, como el descenso de ríos en balsa o kayak, el trekking y el ecoturismo en general.
tareas pendientes
 
Pese al optimismo de los actores, para que el anhelado desarrollo turístico se concrete, se deben dar pasos fundamentales tendientes, por un lado, al mejoramiento de los servicios y la conectividad, y por otro lado, al diseño de planes de manejo que tengan como objetivo fundamental el respeto por el entorno y la sustentabilidad del negocio.
 
Según el Ministerio de Obras Públicas, la ejecución del embalse Punilla contempla el mejoramiento del camino de acceso al embalse. Asimismo considera la construcción de caminos perimetrales a la zona de inundación, con la finalidad de restaurar la conectividad de los habitantes de la zona.
 
La longitud de los trabajos viales será de aproximadamente 55 kilómetros. Las obras del camino de acceso se realizarán en forma previa a las obras de construcción del embalse, mientras que los caminos perimetrales serán ejecutados una vez concluidos los trabajos en la zona de inundación.
 
En la definición del proyecto, el MOP hizo hincapié en que estas obras viales tienen como principal fin el de beneficiar a todas aquellas comunidades del sector, “los que posterior a la construcción y llenado del embalse verán mejoradas las actuales vías de conectividad en torno a la zona de La Punilla”.
 
A estas obras viales Godoy sumó la conveniencia de habilitar el paso fronterizo Salitre-Lumabia, puesto que ello convertiría a dicho destino en un atractivo turístico binacional y tendría un gran impacto en toda la provincia.
 
De igual forma, Godoy precisó que será necesario que la futura zona lacustre cuente con abastecimiento de agua potable y acceso a la red eléctrica, de lo contrario, su desarrollo como polo de atracción turística sería inviable. Pese a ello, Errázuriz manifestó que en una primera etapa estas condiciones no son requisitos indispensables.
 
Por otra parte, Godoy planteó que se deberá trabajar en la necesaria planificación con miras a proteger el patrimonio natural y cultural de la zona. “Sería conveniente que este desarrollo turístico se consolide de la mano de un adecuado respeto por el entorno. No olvidemos que dicha zona tiene un gran valor natural, una gran biodiversidad, y es una de las razones por las cuales existen muchos opositores al proyecto. Es por ello que todo desarrollo debe darse en un marco regulatorio que establezca ciertas restricciones. de igual forma, debe existir un plan para proteger el patrimonio cultural y preservar la identidad cultural y las tradiciones locales, ya que es común que muchas localidades pierdan esas tradiciones cuando se ven enfrentadas a la llegada de muchos turistas.
 
En la zona de San Fabián existe una gran riqueza cultural que se debe proteger y fortalecer, lo que constituye también un capital y un atractivo turístico”, concluyó el profesional.
comments
Noticias Relacionadas
JA Teline IV
JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones