• Home
  • Ciudad
  • Pa√≠s
  • Pol√≠tica
  • Mundo
  • Blogs
  • Opini√≥n
  • Econom√≠a
  • Deportes
  • Vida y Cultura

viernes 19 de septiembre del 2014

√öltima carga09:57:50

Trabajador muere tras recibir descarga de 7.600 voltios

 

  • Es el segundo caso similar que ocurre en menos de dos meses en la provincia.
  • Se presume que el hombre se afirmó de un cable del tendido eléctrico mientras realizaba su trabajo.


En la ruta N 59, kilómetro 18 camino a San Ignacio, ayer se instaló el estupor.
A escasos ocho metros de altura,   el trabajador identificado como Juan Osvaldo Cerda Soto, de 55 años, recibió más de 7.600 voltios de descarga eléctrica al tocar un cable que se encontraba muy cerca de donde él estaba trabajando.
El trabajador había llegado esa  mañana desde Santiago, donde vivía con su familia,  para realizar la instalación de un letrero publicitario a la altura del kilómetro 18, en el sector El Maule, poco antes del cruce con San Ignacio.
Juan Cerda trabajaba para la empresa Copigraf, y contaba con una vasta experiencia en el tema, pero la mañana de ayer la suerte le jugó en contra.
A eso de las 12.50 horas, el trabajador, junto a un compañero de labores, se dieron cuenta de que la gigantografia estaba muy cerca de los cables del tendido eléctrico, por lo que para evitar un accidente, Juan se colocó guantes y colgó una manguera en el cable para afirmarse y no caer.
Pero nada de lo que hizo este hombre fue suficiente, pues  al tocar la manguera, los mas de 7600 voltios de corriente traspasaron la protección, haciendo que la corriente entrara por su mano derecha causándole la muerte.
Vecinos del sector llamaron de inmediato a carabineros, los que llegaron rápidamente al lugar, junto con personal del Samu, Bomberos y la PDI, pero los intentos por reanimarlo fueron infructuosos.
El hombre falleció casi de inmediato, ante la mirada atónita de los vecinos del sector rural, los que declararon que siempre venía gente a arreglar el letrero del lugar, por eso los conocían bien.
Historia se repite
El 7 de diciembre del año pasado otro hombre que trabajaba para una  empresa contratada por Copelec, falleció electrocutado en el sector de Huape, al estar reforzando las líneas del tendido eléctrico del lugar.
A pesar de portar guantes y casco, Guillermo Pinilla Monroy, de 41 años, falleció a causa de las quemaduras que dejaron en su cuerpo los mas de 2.300 voltios que recibió a través de su mano derecha .
El dueño de Copigraf, la firma para la cual trabajaba Juan Cerda, no quiso referirse al tema en espera de los resultados de la investigación.
Las indagaciones del caso quedaron en manos del fiscal Osvaldo Figueroa ,mientras los restos de Juan Cerda Soto fueron trasladados al Servicio Médico Legal, a la espera de que lleguen sus familiares desde Santiago a retirar el cuerpo.

comments
       Noticias Relacionadas